Condolencias


Adiós a nuestro gran amigo y compañero Vicent Baggetto

Como un mazazo acabo de recibir la triste y luctuosa noticia. Parece que mientras viven aquellos que has querido y quieres, por más que hayas perdido los venturosos y periódicos encuentros, tu espíritu se mantiene tranquilo y confiado en una ilusa permanencia. Sin embargo, viene la vida, o la muerte, compañeras ambas inevitablemente, y aquella confianza y fortaleza se deshacen.
A todos os acompaño en el sentimiento y siento profundamente la pérdida de un ser tan delicado de sentimientos, incisivo de percepción, de exquisito trato, componedor de desencuentros por su profundo respeto al otro, de ligera inteligencia, de palabra sutil y de ironía y humor infinitos.
Y, pues su paso por esta tierra fue leve, que a nadie pesó, siguiendo el viejo deseo latino de los epitafios: que la tierra le sea leve.
Adiós querido y admirado amigo